MelP_216 - Isaias_2_22

MelP_216 - Isaias_2_22

0 0 hace un año
«Dejaos del hombre, cuyo aliento está en su nariz; porque ¿de qué es él estimado?» (Isaías 2:22)

Justo al final de un mensaje de condenación contra los que confiaban en los ídolos, el profeta condena toda confianza en la carne. Nos es muy fácil, incluso natural, confiar en nosotros mismos o en nuestros esfuerzos, pero nos advierte que debemos dejar esta confianza porque no tiene fundamento. Cuando describe al ser humano como el que tiene su aliento en su nariz, lo está haciendo en base de la ... Más informaciones

Síguenos en Facebook